Legalizaciones Urbanísticas

OBRAS NUEVAS EN CONSTRUCCIÓN O TERMINADA

Cuando somos propietarios de un solar y decidimos construirnos una casa, debemos llevar a cabo la declaración de obra nueva. Normalmente si solicitamos financiación bancaria, nos va a exigir el banco que la declaremos en construcción, es decir conforme al proyecto para el que obtuvimos la licencia de obras. Para poder otorgar la escritura de declaración de obra nueva en construcción, es necesario aportar la licencia de obras y un certificado del técnico que elabora el proyecto que especifique que este es acorde con la licencia concedida.
Sin embargo, también cabe la posibilidad de declarar la obra nueva una vez terminada la casa. En este caso, necesitaremos, además de la licencia de obras y el certificado del técnico, un certificado de final de obra (que deberá de dejar constancia de que la obra se ha terminado conforme al proyecto para el que se obtuvo la licencia) y el certificado de primera ocupación; en los casos que no sea vivienda unifamiliar para uso propio, será necesario además el seguro decenal.
La declaración de obra nueva paga como impuesto el 1,5% del valor de la obra.

OBRAS NUEVAS POR ANTIGÜEDAD

Cuando somos propietarios de una vivienda de la que no tenemos escritura, la ley nos da la posibilidad de poder legalizarla en determinadas circunstancias; es lo que se llama la declaración de obra nueva por antigüedad.
Para poder llevarla a cabo necesitamos acreditar que la vivienda tiene una antigüedad superior a 6 años y que no se ha incoado expediente de disciplina urbanística. Los medios para acreditar la antigüedad son varios: la certificación catastral (que puede ser solicitada directamente por el notario), la certificación de técnico (ya sea un arquitecto o un aparejador que certifique que la vivienda tiene una antigüedad determinada) el cual debe estar visado, o certificación del ayuntamiento competente.



OTROS SERVICIOS